El Manchester City venció al Tottenham y se consagró campeón de la Carabao Cup

Manchester City gritó campeón en Wembley en la final de la Copa de La Liga bautizada como Carabao Cup. El conjunto ciudadano venció 1 a 0 al Tottenham gracias al gol de Aymeric Laporte sobre el final del duelo y sumó su octava estrella en esta competición. El equipó de Guardiola, que ya fue eliminado de la FA Cup, aún puede sumar otras dos estrellas en la temporada: la Champions League y la Premier.

Fueron 8 mil espectadores los que pudieron presenciar el encuentro gracias al ablandamiento de las restricciones en Inglaterra por la pandemia del coronavirus. Así, el equipo celeste logró levantar la copa junto a un número importante de seguidores que volvieron a las gradas después de 13 meses para gritar campeón ante un elenco que venía golpeado.

El Tottenham, tras el reciente despido de José Mourinho, ha iniciado un camino de transición con el joven Ryan Mason, de apenas 29 años, al frente. En su primera gran prueba, y pese a contar con nombres como Gareth Bale, Heung-Min Son y Harry Kane, no pudo ante el City aunque aguantó más de 80 minutos el empate, hasta que llegó el cabezazo ganador de Laporte, tras centro de Kevin de Bruyne en un tiro libre.

En la primera mitad, Raheem Sterling, Riyad Mahrez y Phil Foden tuvieron ocasiones muy claras, sobre todo gracias al desequilibrio por las bandas, pero el marcador no se movió. Sin embargo, las estadísticas ayudan a entender lo que fue la etapa inicial: 10 tiros al arco del cuadro de Manchester y apenas uno del londinense. En el complemento, hubo menos situaciones claras, pero el City pudo marcar el gol en el minuto 82.

De esta forma, el elenco ciudadano sumó su cuarta Copa de la Liga consecutiva, la octava de su historia, y Guardiola agrandó su vitrina. Ya son 30 trofeos los que ostenta como entrenador, 14 con el Barcelona, siete con el Bayern Múnich y el resto con el conjunto británico, con el que aún puede ganar esta temporada la Premier League y la Champions.

En el banco de los suplentes del campeón estuvo Sergio Agüero, recuperado de su última lesión. El delantero argentino no entró al terreno de juego, pero pudo celebrar la conquista, una de las últimas con esta camiseta ya que en junio terminará su contrato y con él su ciclo en el equipo al que arribó para la temporada 2011/12 y del cual es el máximo artillero histórico con 257 goles.