Preocupación en Barcelona: Ronald Koeman no podría dirigir los partidos oficiales

Cuando parecía que la calma estaba comenzando a entrar por la puerta del Camp Nou, con las últimas dos victorias del Barcelona sobre el Nastic y el Girona (ambas por 3-1) en los partidos de pretemporada, un nuevo problema puso en alerta a la cúpula directiva encabezada por un cuestionado José Maria Bartomeu.

Ronald Koeman empezó con el pie derecho en el equipo culé, sin embargo, a días de que arranque el campeonato español, hay un detalle que podría privarlo de sentarse en el banco contra el Villarreal.

Es que, según informó “El Partidazo” de la cadena Cope, el español Quique Setién todavía continua siendo el entrenador del primer equipo azulgrana.

El comunicado oficial sobre el despido de Setién que lanzó el FC Barcelona se produjo el 17 de agosto, sin embargo, hasta el momento y tal como informó el programa deportivo radial, aun no se alcanzó un acuerdo económico por el año que le restaba de contrato ni se firmó el finiquito formalmente.

Producto de este detalle, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) todavía no inscribió al flamante entrenador holandés ya que en los papeles es el español el que continúa teniendo un acuerdo en vigor con el club. La presencia de Koeman en los dos últimos encuentros fue efectiva ya que ambos se desarrollaron en calidad de “amistosos”.

El Barcelona tendrá 10 días para resolver el problema ya que el próximo 27 de septiembre el primer equipo debutará frente al Villarreal por la primera fecha del torneo español y de no hacerlo el holandés deberá seguir a sus futbolistas desde las gradas.

Tras dar a conocer esta noticia, la cual dejaría a Koeman sin la posibilidad de estar presente tanto en partidos locales como internacionales, el periódico catalán Mundo Deportivo contactó a fuentes cercanas al conjunto azulgrana, quienes aseguraron que ya “se le devengaron las cantidades económicas que le correspondían ( a Setién) y la destitución fue comunicada a la Federación Española de Fútbol”. Es por eso que, desde la entidad son positivos y creen que la RFEF tramitará la ficha del holandés a tiempo.

En cuanto a los primeros dos partidos que estuvo al mando de la plantilla, Ronald Koeman volvió a poner sobre el césped el sistema de juego 4-2-3-1, después de haberlo estrenado el sábado ante el Nàstic de Tarragona. Así confirmó su intención de que este esquema sea el básico del Barcelona en el curso 2020-2021.

Esta vez, contra el Girona, sorprendió de inicio situando a Leo Messi como delantero centro (aunque se movió por toda la zona de ataque) y a Antoine Griezmann como mediapunta, una novedad que dio dinamismo al ataque azulgrana, también gracias a las aportaciones de Coutinho desde la izquierda y Trincao desde la derecha.

El sábado a las 19:00 (hora local -17.00 GMT) ante el Elche en el Trofeu Joan Gamper el Barcelona disputará su último partido de pretemporada antes de debutar en competición oficial este curso 2020-2021.

infobae.com

Leave a Reply