banner-equipos

(VIDEO) «La indisciplina en la Selección, no es cuestión de este viaje», Francisco Egas

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Francisco Egas, conversó con la prensa en torno a las irregularidades que se dieron con ciertos seleccionados en el hotel de concentración en Brasil, cuando Ecuador fue eliminado de la Copa América.

Egas, expresó: “Saben cuál es el problema, parece que la indisciplina en la Selección Ecuatoriana no es cuestión de este viaje, parece que la indisciplina en la Selección Ecuatoriana es una cuestión de todos los viajes y de todas las concentraciones. Por lo menos, de lo poco que he podido saber y de lo poco que he podido empezar a investigar”.

Además, acotó: “Entonces, cuando son varios jugadores, cuando son muchos jugadores, cuando es en todas las convocatorias, eso habla de que el sistema está mal, que es la Selección la que está mal, no cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve o diez jugadores. Si el sistema está mal, se van a seguir contaminando los que lleguen”.

“Más allá de que se decida sancionar definitivamente o no a jugadores, y en este caso vamos a tener que hacer un análisis cuidadoso de qué tan complicado fue el tema, qué tan grave fue el tema; más allá de eso, lo que tenemos que empezar a ver es cómo arreglamos casa adentro a la institución que es la Selección. Cómo impartimos capacitación, cultura y por supuesto un reglamento de convivencia lo suficientemente firme para que esto no vuelva a suceder o si vuelve a suceder, las sanciones estén estipuladas, claras y sean muy firmes… Estamos esperando los videos del hotel. Hay versiones de que se tomaron tranquilos unas cervezas y otras versiones de que pasaron cosas descabelladas”, enfatizó el dirigente de la FEF.

En cuanto a dar la lista de los nombres involucrados en dicha fiesta: “Siempre se podrá decir los nombres si es que la ocasión amerita, siempre se podrá establecer reglas y establecer a quiénes no queremos en la Selección por su comportamiento. Cuando dije que había un 60, 70% de la Selección que tal vez merecía recambio, no sólo hablaba de los que se toman una cerveza o un whisky después del partido en una concentración, hablaba de la cultura en general. Hablaba de cómo tratamos a la gente que nos sirve, a los utileros, a la gente que nos cocina”.

Francheska Hernández

Leave a Reply