banner-equipos

Argentina gana, Messi sufre

Arturo Vidal dijo en la previa que el partido de Chile frente a Argentina por el tercer puesto de la Copa América 2019 no tendría ninguna importancia. Las palabras del volante de Barcelona no se ajustaron a la realidad. Fue una batalla interminable de patadas, roces y peleas que marcaron el penúltimo partido del certamen. Lo ganó la Selección de Scaloni por 2-1, pero el resultado quedó en segundo plano. ¿Por qué? Porque Lionel Messi fue expulsado.

La previa fue apagada, sin chispa. La decepción de quedar al margen de la final era evidente en Sao Paulo. Ni las 35 mil personas que llegaron a a Arena Corinthians cambiaron ese panorama. Todo era silencio. En la cancha, Argentina y Chile presentaron sus equipos estelares dejando en claro que el tercer puesto les importaba mucho.

Los primeros minutos Chile se adueñó del balón, pero Argentina fue el primer equipo que avisó a través de un remate de Agüero que pasó muy cerca del arco de Arias.

Cada vez que Messi tomaba el balón, el estadio revivía. Y a los 12′ despertó por completo cuando una avivada del ’10’ tras una falta dejó mano a mano al Kun Agúero quien superó a Arias con un regate y abrió la cuenta. Medel, capitán chileno, lideró una tímida protesta al juez Mario Díaz de Vivar por el saque rápido de Messi.

Chile perdió rápidamente a Alexis por lesión. Por otro lado, a los 20′ el capitán de la Albiceleste tuvo su primer remate frontal que atrapó de buena forma Arias.

Sin embargo, en la segunda siguiente, Dybala con una exquisita definición consiguió el 2-0 (22′). Recibió un pase filtrado y luego picó el balón ante la salida del arquero rival.

La Roja estaba desorientada. Tenía el balón, pero no asustaba a Armani. Argentina lo cedía, pero realizaba un buen repliegue en los últimos metros. Argentina tuvo el tercero a los 30′ con exigido intento de Dybala que se fue apenas desviado.

El partido tenía sus roces, pero todo se descompuso en una jugada aislada entre Messi y Medel. Al chileno no le gustó una carga de Leo con la pelota fuera de la cancha y lo encaró. Todo terminó con una serie de cuerpazos entre ambos que solo eran para amarilla, pero Díaz de Vivar los expulsó. El partido estuvo detenido mucho tiempo e incluso miembros del banquillo ingresaron a calmar la situación.

Las peleas siguieron en el segundo tiempo. Cada roce era más intenso que el anterior. ¿Y el fútbol? Lo ponían Dybala, Agüero y Lo Celso. Argentina siempre pareció estar cerca del tercer gol. De hecho estuvo a nada de marcarlo si no es por cierre maravilloso de Pulgar. Pero de un posible 3-0, todo se redujo a 2-1 en un instante. Díaz de Vivar fue llamado por el VAR y cobró un penal de Lo Celso a Aránguiz producido unos minutos antes. Arturo Vidal lo cambió por gol con un remate potente al centro (59′).

Los ánimos se calmaron un poco en el final, pero el juego siguió siendo disputado. Vargas tuvo el empate, sin embargo, Armani lo evitó.

Agúero tuvo varias oportunidades, pero nunca pudo volver a marcar. Chile arriesgó, pero el poco peso ofensivo que mostró lo condenó. Argentina festejó en la Batalla de Sao Paulo, pero Messi la sufrió..

argentina.as.com

Leave a Reply