banner-equipos

Juan Antonio Pizzi, es el nuevo técnico de San Lorenzo

San Lorenzo tiene nuevo director técnico: tras la partida de Jorge Almirón, el santafesino Juan Antonio Pizzi arregló su vínculo con la entidad de Boedo y asumirá el próximo 17 de junio. Así, el DT que fue campeón del torneo Inicial en 2013 con el Ciclón volverá a la institución en la que ya dirigió 54 partidos.

Después de la primera reunión con los dirigentes, Pizzi se había ido muy conforme tras lo hablado con Matías Lammens y Marcelo Tinelli. Luego, el representante del entrenador, Ricardo Schliepe, se juntó con el presidente de San Lorenzo y terminaron de llegar a un acuerdo para que el técnico vuelva a dirigir al Ciclón. «El contrato es por un año, hasta el 30 de junio de 2020», le confirmó Lammens a diario La Nación.

Si bien Pizzi todavía no se manifestó públicamente, su representante había dejado entrever en las últimas horas que el arribo del DT estaba cada vez más cerca. El fervor era palpable. «Lo entusiasman las buenas inferiores de San Lorenzo, tienen dos o tres buenos jugadores que se pueden mezclar con un equipo bien armado», dijo.

En la reunión inicial, Pizzi, de 50 años, quiso saber con qué panorama se encontraría en cuanto al plantel en función de lo que se aproxima. En julio, San Lorenzo tendrá participación en los octavos de final de la Copa Libertadores contra Cerro Porteño. El 24 será el cruce de ida en el Nuevo Gasómetro y el 31 la revancha en Paraguay.

Ahora, Pizzi será presentado en los próximos días y asumirá el mando el 17 de junio, cuando San Lorenzo se reincorpore a la actividad. Será la mañana en la que inicie su segundo ciclo en el club. Junto con él trabajarán Rolando Carlen, Alejandro Richino y Nicolás Pizzi, su hijo.

En diciembre de 2013, los azulgranas celebraron el torneo Inicial después de empatar 0-0 con Vélez, en Liniers. Tras eso, Pizzi se fue a dirigir al Valencia, llegó Edgardo Bauza y el Ciclón conquistó la Copa Libertadores. Además, con Pizzi en el banco, el Ciclón quedó eliminado en la primera ronda de la Copa Sudamericana contra River y trepó a la final de la Copa Argentina, donde cayó frente a Arsenal por 3-0. Sus números en Boedo dejaron un saldo de 23 encuentros ganados, 21 empatados y 10 perdidos.

Diario La Nación