La plata de… Barcelona

Hay una expresión tan popular en Guayaquil que cuando algo te sale “redondo” o sea como tú quieres, decimos (me incluyo porque soy guayaco) la plata de los quesos.

La noche del martes al Barcelona de Guayaquil le fue redondo entonces cabe decir: La Plata de Barcelona. Por segunda ocasión en la historia de enfrentamientos de ambos clubes y siempre por la Libertadores de América el club canario se lleva la victoria en la ciudad de La Plata república Argentina.

Antes fue un español el Padre Juan Manuel Basurko, ahora fueron otros dos foráneos un colombiano Jefferson Mena y un argentino Ariel Nahuelpán rodeados de combativos compatriotas que derrochando buen fútbol, talento individual y juego colectivo permiten que la hinchada más numerosa del país sueñe, aunque el camino es largo y difícil por cierto, a su tercera final de Copa Libertadores.

Sí soñar y porque no soñar, un sueño se vuelve realidad cuando se trabaja para cristalizar ese deseo y Barcelona en esta copa le ha ganado al Campeón vigente de la Libertadores Atlético Nacional y a un equipo como Estudiantes siempre difícil en su cancha.

Seis puntos en dos partidos es algo altamente positivo cuatro goles a favor uno en contra es como para saber que se está en el camino que desea la dirigencia, el cuerpo técnico, los jugadores y sobre todo esa numerosa legión de seguidores amarillos que estoy seguro no menos de cuarenta mil seguidores acompañarán al equipo en su próximo partido de local.

Vamos vamos a llenar el Monumental y ser recíprocos con la inversión de los dirigentes,  la entrega de los jugadores y con su presencia no sólo apoyar anímica al equipo sino dejarle La Plata a Barcelona.

John Idrovo