Era candidato…

Corrían los primeros días de febrero sin que el campeonato empiece y en la radio comenzábamos con las proyecciones para el torneo 2016.

Obviamente no tengo la bola de cristal, pero este torneo en su previa dio muchas muestras; siendo curiosamente las del fracaso las más claras.

Ese pronóstico se enfocó en 4 directores técnicos que los unía una misma palabra: CARENCIA… si, diferentes en cada plantel pero carencias al final de cuenta.

Alex Aguinaga (con él me estoy equivocando y espero seguir así); a su D. Cuenca le falta cantidad, su plantilla es muy corta.

Humberto Pizarro; este Mushuc Runa modelo 2016 carece de cantidad y calidad. Cuando ves que un equipo deja ir a Luis Fernando Fernández y lo reemplaza con Danny Cabezas, sabes que las cosas se están haciendo mal; responsabilidad del técnico o del dirigente; no lo sé, pero el que la embarró que se haga cargo.

Marcelo Trobianni: carente de calidad, tanto en él como en su plantel, si encabeza tu proyecto un DT que fracasó en todos lados y salvo algunas excepciones, tienes prácticamente el mismo equipo que cuando se competía en la Serie B, así es muy difícil y dispar la pelea.

Claudio Borghi: carente de conocimiento, el argentino no conocía a su plantel; y este es el más grave y el peor problema que se puede tener en un equipo.

Desde su llegada al país demostró total ignorancia de cada uno de los jugadores que conformaban su plantilla y el desconocer con qué herramientas cuentas, no solo merma tu rendimiento sino que compromete tu desarrollo en el campeonato.

Su desconocimiento generó además daños colaterales tanto en lo futbolístico como en lo económico; porque la ausencia de volantes de contención que él decía tener, la podía solucionar poniéndolo a E. Vega en esa posición, la cual la conoce muy bien y así evitaban traer al limitado de Benavidez y se continuaba proyectando a Pervis Estupiñán, gran promesa no solo de LDUQ sino de nuestro fútbol.

Aunque el caso de E. Vega es compartido, en BSC fue reconvertido por necesidad, en cambio los de LDUQ no creo que se lo llevaran convencidos de que era el recambio para Neicer creo que lo pensaron como variante del Rambert.

Estuvo claro que Borghi no formó este equipo, cuando llegó él pretendía jugar con línea de 3 y en su primera semana de trabajo se encuentra con la sorpresa de que no tenía los jugadores para ese sistema.

La llegada de Carlos Tenorio a LDUQ dudo mucho que haya sido bajo su aprobación o recomendación, el fichar un jugador de 38 años que él no conoce avala esa percepción personal, el regreso del “demoledor” fue una vinculación hecha con el corazón.

Que Álvez se vaya por una indisciplina, OK, pero que venga Angulo porque Borghi lo conoce, no lo creo.

Por estas y otras razones quedó en evidencia el hecho de que Borghi vino solo a poner la cara como director técnico; salvo Puch, él no conocía a ningún jugador en la plantilla, él no conformó el plantel, no aprobó ni recomendó incorporaciones.

Esta Liga se la armó Zubeldía o los dirigentes y eso… es un gravísimo error.