1.200 policías, 33 comisarios y 10 fiscales para resguardar el Monumental

1.200 policías, 33 comisarios y 10 fiscales para resguardar el Monumental

La directiva de Barcelona, junto a las instituciones de control tienen todo listo para la organización del Clásico del Astillero de mañana.

Ayer, en rueda de prensa, dieron a conocer los detalles del operativo de seguridad que se desarrollará antes, durante y después del partido que podría definir al nuevo campeón. El coronel Marco Zapata, subjefe de la Zona 8, anunció que desde las 06:00 de mañana la Policía iniciará sus trabajos de control en el estadio Monumental y sus alrededores.

En total participarán 1.200 efectivos de la Policía Judicial, Criminalística, Dinapen, Antinarcóticos, GIR, GOE, UMO, las unidades de equitación, inteligencia y Aeropolicial. A ellos se sumarán 33 comisarios y 10 fiscales provinciales, quienes controlarán el ingreso de todos los hinchas que lleguen al escenario.

Estará prohibido el ingreso de licor, así como de personas en estado de ebriedad, u objetos que puedan ocasionar lesiones a los asistentes (ver infografía). Quienes no cumplan podrán ser sancionados con el artículo 39 del Código Orgánico Integral Penal (COIP): “Será sancionado hasta con cien horas de trabajo comunitario y con prohibición de ingreso a todo escenario deportivo y de concurrencia masiva hasta un año”.

Los preparativos de seguridad del Clásico del Astillero iniciaron hace varias semanas con reuniones entre la dirigencia de Barcelona, Policía Nacional, Físcalía y Gobernación del Guayas. Para el directivo ‘torero’, David Constante, los fanáticos han demostrado durante todo el año una “nueva cultura” dentro y fuera de los estadios, por esa razón están seguros de que se vivirá una fiesta en paz, de ganar el campeonato.

clasico

La Gobernación del Guayas tomó la decisión de controlar la caminata que realizarán varias barras desde la Universidad de Guayaquil, hasta el estadio Monumental.

La intención es que los hinchas transiten por la Avenida Barcelona sin ocasionar desmanes a la propiedad privada. Los organismos de control y la dirigencia de Barcelona, durante la rueda de prensa que se brindó ayer en el Cuartel Modelo, pidieron a los hinchas no invadir el campo de juego luego del partido, sea cual sea el resultado.

Para controlar que eso no suceda habrá un grupo nutrido de gendarmes en el interior del campo. De darse una invasión de cancha, el club podría sufrir sanciones por parte de la Ecuafútbol, que puede ser económica o la suspensión del escenario para el próximo cotejo de local, ante Aucas.

En ese sentido, la dirigencia tiene pensado -de ganar el título mañana- que la premiación se realice ante los ‘orientales’, así que cualquier castigo por ingresar a la cancha podría dañar los planes de festejo de la institución.

Fanático

Attachment

clasico